Todo lo que pasa en el Vaticano, en la Ciudad Eterna y alrededores

martes, noviembre 23, 2004

Berlusconi confía en revisar la “rigidez de Maastricht” para poder bajar los impuestos

El premier italiano bajará los impuestos aún a costa de los acuerdos de Maastricht sobre déficit público. Silvio Berlusconi ha enviado una carta a los gobiernos europeos en la que pide una lectura “flexible” del límite del 3% en el déficit público.
Sus socios de gobierno no le apoyan en este empeño, que él anunció ayer en una carta al periódico italiano “Il Foglio”, quiere llevar hasta el final. “O se cumple el programa hasta el fondo”, es decir, o se rebajan los impuestos, “o todo termina y se da la palabra a los electores”. El premier italiano ha hecho de la reducción de las tasas una “nueva frontera política”.
Berlusconi subraya en su carta, “más que carta, un quasi-manifiesto”, como propone, las dificultades que provoca hacer los deberes con Bruselas. Por eso, sugiere que se revisen del tratado aquellos “factores perversos que han incrementado el valor de nuestra moneda más allá de lo necesario y que han penalizado artificialmente la competitividad de nuestra industria y nuestros servicios”.
Los socios de la coalición no quieren ni oír hablar de hacer trampas a Bruselas y subrayaron que Italia necesita mostrar un comportamiento coherente y creíble de cara al exterior. El ministro de exteriores italiano comentó al respecto que “no se pueden cambiar los acuerdos por los intereses individuales de un país”.
El banco de Italia ha pedido al gobierno que la reforma se haga sin perjudicar el techo de la deuda pública. Alerta también del recurso a soluciones temporales y aconseja “una reducción estructural y duradera de los gastos corrientes”.
La respuesta de Berlusconi estaba en su misma carta. Para el premier “la reducción estructural de los impuestos, junto al inteligente cambio cualitativo del gasto público y el recurso elástico al déficit del balance, es la palanca que ha posibilitado los más grandes resultados en la historia de la economía occidental”.
Ayer, técnicos del ministerio de Economía anunciaron que ya han “encontrado” los 6 millardos de euros necesarios para aplicar en enero de 2005 la rebaja fiscal. Una rebaja que debería ser definitiva. Berlusconi lanzó un aviso a sus aliados: “Ni yo ni mi partido estamos dispuestos a dar la vuelta otra vez”, aseguró.

1 Comments:

Anonymous Anónimo said...

Really nice

7:16 p. m.

 

Publicar un comentario en la entrada

<< Home

 

Vótame

convocado por:
20minutos.es